Portavozas, miembras y absurdeces varias

En pleno auge de ese sentir que tenemos los españoles de bien para atizar de manera indiscriminada al ya basto lenguaje del que disponemos, voces (o vozas como parece que tenemos que decir ahora) del alto stand de nuestro país enarbolan la bandera de la mediocridad charlatana.

Cómo comedia está bien, cómo píldora relajante a los problemas cotidianos puede hasta tener un pase, el problema viene cuando estas idioteces tan típicas nuestras se convierten en temas de debate, se dejan de lado los auténticos problemas y los noticiarios ocupan su tiempo en absurdeces tan inmensas como si se debería incluir o no términos como “portavoza” o “miembra”.

Y aquí un servidor cree que hemos perdido el norte, un día creyó que posiblemente y solo posiblemente existían problemas más acuciantes y con más necesidad de ser tratados que poner faldas a los muñecos de los semáforos, un dinero invertido que podría haber solucionado temas tan irrelevantes cómo los constantes reventones de los sistemas de desagües que cada semana sufre la ciudad…

Podría seguir, pero seguro que alguno ya me ha colgado algún cartel, no sé a vosotr@s, pero a mí, que se traten este tipo de temas me chirría en los oídos y hace hervir mi sangre, tengo la fea costumbre de querer que se traten los temas por orden de importancia y haciendo una vista cenital de mi país, veo todavía demasiados problemas con urgente necesidad de ser tratados.

Veo a gente suicidándose, familias enteras en la calle por cometer el delito de quedarse sin trabajo, aumento de la violencia doméstica (en los dos sentidos), una población mayor cada vez más pobre a la que se le insta a trabajar pasados los 67 años para compensar una jubilación de mierda mientras ellos, en sus acolchados sillones cobran sueldos vitalicios que ni tú ni yo veremos en la vida por unos pocos años de servicio.

Pues quizá y solo quizá, obligarnos a usar términos como “portavoza” o “miembra” lo podríamos dejar en el tintero para tratar un poco más tarde.

Os dejo el enlace que me han publicado en Noticias Vigo.

Carta abierta a Irene Montero

4 Comments

  1. Para dar visibilidad a las mujeres hay que ir mas allá de añadir nuevas palabras con terminación “a” a nuestro diccionario, como bien has explicado pero ¿Cuantas mujeres estarán aplaudiendo la iniciativa de Montero? palabras populistas para una sociedad conformista.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s